De Platón a nuestros días

Actualizado: 17 dic 2021


Recorrer librerías, leer un prólogo o escuchar una esmerada recomendación, pueden convertir un libro en el mejor regalo, de esos que te acompañan por mucho tiempo o quizás toda la vida.

"La lectura es una creación humana, que varía a lo largo de la historia, de la geografía y de la actividad humana” -nos afirma Daniel Cassany en Lectura y vida.

Nada más acertado para presentarles un libro, uno de esos regalos que la vida te acerca, que leerlo te invita a pensar, te hace comprender y crecer.

"Abrir un nuevo libro se parece mucho a comtemplar un cuadro por primera vez. el lector elige un título, escudriña la cubierta, ojea la contraportada, abre la primera página y empieza a deslizarse a través de un universo desconocido. Al igual que un observador entra a un museo, descubre un lienzo, lee cómo se tiutla en un cartel explicativo, se pone a contemplaar el cuadro, se sumerge en un mundo desconocido..."



Este es el primer párrafo de Pequeñas historias de banquetes, en cuyas páginas me perdí lentamente y con gusto. Sin ningún ánimo de pasarme de crítica literaria, sentir que una lectura lo transporta a mundos que siendo lejanos en tiempo y en circunstancias, se convierten en vivencias cercanas por la verdad que encierran y por la sabiduria que trasnmiten, es una obligación decirlo, compartirlo.

Es el mismo título, Pequeñas historias de banquetes, que me llama a la reflexión, porque compartir ideas y pensamientos, entre amigos o enemigos, en compañía de una buena comida y una copa de vino, permite "aventurar que la comunicación cara a cara y las relaciones humanas entre personas no se ha perdido del todo" en el enjambre tecnológico vivido a diario. En otras palabras, "esta costumbre es el contrapeso perfecto al fantasma de la incomunicación..."

Gracias Matilde por regalarme este libro, fuente de buenos textos y hacerme presente la obra de Platón, El Banquete.

Cuán importante es recordar en nuestros tiempos que de sus discursos surge la expresión "el amor platónico , entendido como el verdadero fundamento de la amistad y símbolo de la pureza en su grado máximo."

Gracias Marta Gómez Mata y Félix Rabal Queixalós, por haber llevado al papel los sueños, por materializar la antigua sentencia "in vino veritas" y abrirnos a "la ventana al mundo de los banquetes como escenario de convivencia y conocimiento".


La invitación a descubrir esta lectura sentida y pensada, está hecha. "El banquete como espacio de convivencia y conocimiento continúa elevando su voz cada día. Solo basta convocar a unas cuantas personas, descorchar una botella de vino y empezar a charlar."

¿Qué más se puede pedir?...


Sí, más libros.

Te recomendamos leer las publicaciones del blog


"Y cualquier parecido con la realidad es pura experiencia"


"Las piedras tienen voz"


En ellas presentamos las reseñas de otros libros del mismo sello editorial.

Godall Ediciones, en español o catalán.

¡Qué disfrutes de la buena lectura!

98 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo