Módulo 1.3
Fundamentos teóricos Ejemplos prácticos 

Recursos y herramientas rentables para practicar la gramática significativa en la clase de ELEN

 

Las regletas, los cubos y las cintas

Es un  material didáctico creado por el belga George Cuisenaire, destinado básicamente a que los niños y niñas comprendan la noción de número, realicen composición y descomposición de los números e iniciarles en las actividades de cálculo. Este recurso consta de un conjunto de regletas de diez tamaños y colores diferentes. La longitud de las mismas va de 1 a 10 cm.

Si bien es una herramienta creada con fines matemáticos, nos permite frente a la lengua extranjera y/o de herencia desarrollar gran parte de los principios pedagógicos para los que fueron diseñados. Es decir, de orden cualitativo, cuantitativo y de reflexión.

 

Desde el punto de vista cualitativo, los tamaños y los colores de las regletas nos ofrecen la posibilidad de otorgarles un valor gramatical determinado: artículo, adjetivo, sustantivo, verbo, etc. sin necesidad presente de designar la terminología gramatical.

Además al ser un elemento concreto, de fácil manejo desde pequeños, pueden construir ideas simples que irán complejizando con el propio desarrollo lingüístico.

Las actividades dirigidas a fijar la cohesión y coherencia del discurso encontrarán

en este material un aliado perfecto.

Desde un nivel A1 con frases muy simples como 

Mi mochila,

Tengo un globo rojo, 

El perro corre.

se le otorga un tamaño y un color determinado a cada categoría que deberá mantenerse a lo largo de todo el curso  y   si fuera posible,  en los curso venideros,  hasta alcanzar un nivel de abstracción lingüística que pueda prescindir de materiales concretos de este estilo.

 

En un principio, como hemos mencionado, no es necesario mencionar adjetivo o verbo. Simplemente guiar  a los estudiantes a la clasificación por el uso  e inducirlos a  transferir el contenido a otros conceptos o  a las diferentes situaciones.

Una posibilidad sería  escribir o colocar carteles o imágenes de las palabras en un circulo en la pizarra o en una mesa, con su correspondiente regleta. De esa forma los niños identificarán que términos pertenecen a cada categoría. Observando los diferentes elementos pasarán a organizar su frase con las regletas que poseen en su mesa.

Como desventaja podríamos mencionar que cuando los niños no saben leer, suele ser más difícil  representar los artículos.  Entonces lo importante es ayudarles a encontrar en forma oral  el adecuado en género y número.

En orden cuantitativo podemos considerar la cantidad de artículos, de  sustantivos, etc que contiene una frase, un texto breve.  Asimismo este aspecto llevaría a considerar el peso que una categoría gramatical posee en un texto determinado o cuánto afecta en mayor o menor medida la comprensión  del mismo. Es decir, el verbo aporta mucha información a la oración (persona, tiempo, modo) en cambio un artículo nos podrá ayudar ante la duda en género y número, pero interviene en menor medida ante la identificación del sujeto.

 

Este tipo de actividades propuestas con las regletas pueden ser hechas con tarjetas de cartulina en diferentes colores y tamaños, como también cintas de tela o papel.

 A partir de esta consiga se derivan otras cuyo fin será el aprendizaje de la lengua. En el proceso creación  intervienen la observación, la identificación, la categorización y la posterior construcción.  Este proceso implica movimiento físico (aunque parezca menor) pero también movimiento mental, ya que  deberán acomodar las partes de la frase y entender que no necesariamente habrá una sola forma.  En otras palabras, la gramática le da un orden a al lenguaje para hacerlo comprensible pero no designa una estructura fija. Existen variedades que la dinamizan y la enriquecen. De allí que derivamos en la  reflexión ante el discurso,  la semántica y la pragmática de la lengua meta.

Los globos

 

Los globos representan el recurso  por excelencia ya que nos aportan color, volumen y movimiento pero en especial, el factor afectivo, porque sin distinción de edad o contexto educativo, poseen la capacidad de divertir.

Las características propias de este recurso  le dan  vida a los contenidos, facilitan la integración de la gramática y crea un clima de aprendizaje rentable. En otras palabras, le brindan emoción al desarrollo de la competencia lingüísitca.

 Los globos constituyen una herramienta  que:

  • permite romper las barreras del silencio y genera comunicación entre los niños

  • favorece respetar los estilos de aprendizaje visual, auditivo, cinestésico

  • integra a las dinámicas del juego los contenidos gramaticales

  • desarrolla estrategias de integración social y colaboración

  • genera  sentirse bien y por ende, la autoestima y los desafíos personales.

 

Entre las actividades podemos mencionar:

1. Practicar las  presentaciones personales

Se da un globo a cada niño para que  escriba su nombre, lo lance por el aire y tome el de otro para presentar al compañero indicado en el globo capturado.

2. Construir frases en equipo

Los niños buscan  globos en un sitio determinado. Cada globo tendría un color con una categoría gramatical y entre todos armarían la idea

3. Practicar la conjugación, por ejemplo del gerundio,

Cada uno escribe un verbo regular dividiendo la clase en ar, er, ir. Los lanzan al aire y cada uno debe tomar un globo, conjugar el verbo e ir corriendo a la casa correspondiente: ar, er, ir.

4. Afianzar las preposiciones

Ubicando en diferentes sitios los globos y practicando las frases usando preposiciones de lugar.

5. Relatar historias

Cada niño recibe tres globos y necesita escribir, adherir una pegatina o dibujar: un personaje, famoso o no, un sitio o elemento de la naturaleza o de la ciudad (un árbol, por ejemplo), y una acción. (verbo). Después los lanzan y deben recoger otros tres, uno de cada categoría (color)

Posteriormente contará una historia breve basada en los datos que cada globo le aporta. También se puede hacer en equipos.

 

Asimismo las actividades de juntar globos para el equipo, organizar carreras y demás ideas de carácter netamente lúdico sin contenido gramatical nos ayudarán a fortalecer el grupo,  la interacción y desde ya, la gestión de aula.

La literatura

 

La literatura es material auténtico no pensado para el estudiante de LE, que presenta el lenguaje real, en registros y dialectos variados, encuadrados para el hablante nativo. Por lo tanto, no  cuenta con un diseño didáctico para ser empleado en nuestras clases. Pero este punto debería reforzar la idea de que el texto literario genera curiosidad e interés, sirve de estímulo y vehículo para que el alumno adquiera estructuras y léxico, con el fin de explorar y expresar contextos y situaciones diferentes a su entorno.

En otras palabras, crear situaciones de diálogo, de rica comunicación, de expresión artística favoreciendo, a pedido del MCRE,  no sólo la vertiente oral, sino también la escrita y la mediación entre los hablantes de LE. Marta Sanz nos recuerda asimismo, que la literatura es por excelencia una muestra de un uso específico de la lengua. Es tan real y auténtica como una entrada a un concierto de rock, el relato de un partido de fútbol o  como una conversación entre dos amigos.

"De este modo, podemos decir que el texto literario constituye un lugar de encuentro con las ideas del otro, tanto al nivel de los contenidos de los textos en la lengua meta como en las interpretaciones de los compañeros sobre los mismos, en un ámbito no tópico (no artificial) “…Creemos que un texto literario bien tratado puede realmente favorecer y posibilitar el aprendizaje de la lengua meta"

 

El lenguaje es un fenómeno heterogéneo y presenta importantes facetas que debemos contemplar.

El comentario y la interpretación de la obra literaria deben tender a despertar en los niños:

  • La motivación intrínseca.

  • La sensibilidad y la purificación de las pasiones.

  • El sentido estético y artístico.

  • El juicio valorativo y compromiso lector

  • La difusión y afianzamiento de la cultura, propia y extranjera.

Estos objetivos básicos se verán, a su vez, ampliados por los siguientes logros:

  • Mayor y mejor vocabulario, al ser una fuente neta de conocimientos.

  • Fluidez expresiva, liberando y gratificando al lector.

  • Riqueza imaginativa e interpretación diferente de la realidad.

  Partiendo de la consideración que los niños están familiarizados con los cuentos populares de su primera lengua y con las rutinas de escuchar y contar cuentos, se convertirán en un arma variada, rica, de infinitas posibilidades y en especial, los acercarán, como hemos explicado,  de una manera sencilla y atractiva a la cultura de la lengua extranjera.

Si bien es  verdad que no hablamos en verso, la lengua está llena de recursos expresivos poéticos. La poesía  es “… lingüísticamente auténtica. Es también emocionalmente auténtica y por tanto provoca una respuesta en el lector igualmente auténtica…”   . Los poemas son además, textos breves y compactos, sin necesidad de contextos externos para comprenderlos. Son textos  de plurisignificados  creando interpretaciones variadas y ricas en el alumno.

Si de niños hablamos, el componente musical de la poesía, la rima y la repetición, constituyen un factor fundamental en el momento de elegir un poema como recurso didáctico. “Lla sonoridad intrínseca del poema se traduce didácticamente en la práctica de la pronunciación y de la entonación.” (Fouath Menouer, 2009)

Podemos entonces practicar la lectura en voz alta, la repetición de palabras, la memorización de vocabulario, mejorar  la entonación, enmarcar la acentuación, explotar la rima. Porque los niños poseen un sistema fonológico más elástico y moldeable, a diferencia de los adultos, y que desarrollaremos a partir de tareas comunicativas que miden las habilidades básicas de comunicación interpersonal tales como son la fluidez oral y la fonología. O, simplemente, como actividad lúdica, por cantar, tararear, crear sonidos nuevos a partir de la musicalidad que desprende un poema ya que la música es, sin objeciones, el idioma universal. 

Por otro lado, todos sabemos que la poesía existe en todas las culturas, comparte temas de la vida de los niños, los animales, los juegos, el amor, la naturaleza, entre otros. Temas que perduran en el tiempo, los acerca y los identifica. Es este carácter universal, intercultural e intertextual  lo que justifica la inclusión de adivinanzas, trabalenguas, juegos lingüísticos y literarios como las leyendas tradicionales en la enseñanza de ELE para niños. 

  1. Propuesta didáctica para niños de 4 a 6 años

Tema de la unidad: Mi barrio

Título: Jugamos en la plaza

Nivel: Inicial A.1

Texto: La plaza tiene una torre                Autor: Antonio Machado

La plaza tiene una torre, 

la torre tiene un balcón, 

el balcón tiene una dama, 

la dama una blanca flor. 

ha pasado un caballero 

-¡ quién sabe por qué pasó !-, 

y se ha llevado la plaza, 

con su torre y su balcón, 

con su balcón y su dama 

su dama y su blanca flor.

 

Guía de propuesta didáctica                                    

Objetivos:

  • Familiarizar a los niños con el vocabulario de las plazas de un barrio

  • Adquirir el verbo tener como pertenecia

  • Disfrutar de la musicalidad del poema

  • Favorecer la inventiva de rimas

  • Desarrollar la creación de “poemas orales”

 

Para entrar en…

Actividades de Pre-lectura

Presentación de la plaza del barrio, ya sea visitando una cercana o  por fotos e imágenes

¿Qué hay en una plaza?

Árboles, flores, juegos, hamacas. Calesitas, etc.

Se construirá en forma grupal una plaza con juguetes, muñecos, o lego.

Se escribirán carteles con los nombres de los objetos

Jugamos con personajes-muñecos en la plaza.

Para descubrir y hacer                                                                                                 

Actividades de   explotación

Se agregará a la plaza creada los elementos necesarios para trabajar la poesía y se  cubrirá para generar el efecto sorpresa.

Los niños deberán recordar y mencionar  los elementos característicos del lugar.

¿Qué hay de nuevo? La plaza  tiene…

Recitado del poema por parte del docente, señalando los objetos nuevos: Torre, dama, caballero, etc.

Recitado grupal

Los niños completarán el poema ya sea con imágenes o con las palabras correspondientes dependiendo del grupo.

 

“La plaza tiene una ……………….

la torre tiene un ………………..,

el balcón tiene una………………..,

la dama una blanca …………….

Ha pasado un ……………………

-¡quién sabe por qué pasó!-

y se ha llevado la ………………

con su …………….y su …………….,

con su ……………y su ……………….,

su ……………….y su blanca ………………….”.

Creando …                                                                                             

Actividades de fijación 

Se propondrá inventar un poema corto respetando la primera parte de la estructura original.

La plaza tiene ……………….

………………tiene  ………………..,

…………………tiene ………………..,

Nota: Es posible realizar esta actividad ya sea escribiendo los vocablos deseados o usando imágenes representativas.

Es posible también crear un pequeño teatro para dramatizar el poema original.

Nota: El docente podrá considerar la opción de montar una obra de teatro con los poemas inventados por los niños.

Las canciones 

Las canciones como hemos mencionado representan un recurso imprescindible en el aprendizaje de los niños y una fuente de muestras de lengua, léxico contextualizado y ejemplos gramaticales que nos apoyarán en clase.

Entre las infinitas posibles explotaciones:

  • Dramatizar una canción

  • Crear y recrear las frases

  • Quitarle o añadirle ideas

  • Transformarla en un relato  sonoro o solo  mímica

 

Estas son algunas de las ideas que las canciones nos brindan.

Debemos sumar que la música nos acompañará para inducir al movimiento  y el buen ambiente en clase, la gestión de grupos y desde ya, la participación de todos, sin darse demasiada cuenta de ello.

De todas formas, creemos que lo más importante es la elección de la canción. En algunos casos una letra simple y repetitiva nos podrá ayudar a fijar conceptos gramaticales más complicados como las preposiciones de lugar  o fonemas  cuya pronunciación suele necesitar más tiempo de práctica oral.

Aunque cabe mencionar que los poemas y canciones más creativos y ricos  como

María Elena Walsh, 

Canticuentico

 Ruidos y ruiditos 

nos aportarán léxico rentable, contexto para dialogar y espacio de creación

 

 

.

Los dibujos y los gráficos

Los dibujos hechos por los niños  (y los adultos) facilitan la memorización de los contenidos  vistos y los personaliza.

Es expresarse mediante otro lenguaje, en muchas ocasiones, más rico que las palabras.

Es posible dibujar las categorías gramaticales (adjetivos, verbos, sustantivos) y crear un diccionario a lo largo del curso.

Esas mismas ilustraciones podrán usarse para construir frases practicando la cohesión y coherencia del discurso como también historias breves incorporando vocablos escritos.

El dibujo como texto en sí, para identificar una acción determinada o para generar el diálogo, la interacción.

El dibujo o gráfico como representación de preposición

Este recurso es fuente de expresión personal,  de creación de imagen mental significativa y en cierta medida, facilitador de la interacción cuando las palabras se bloquean en la mente.

Lo único que habría que tener en cuenta es aclarar que no estamos participando de una clase de arte, sino que es otro recurso más, que podemos  hacerlo tipo ícono o usar algo establecido como los emoticones.

Cabe mencionar, que en general en esta franja etaria no existe con frecuencia la inhibición a dibujar.

En los gráficos y dibujos destacamos el uso de los colores como referentes gramaticales que permitan por ejemplo  identificar el pronombre personal, las irregularidades en la conjugación, la incorporación de los pronombres átonos  en la frase, etc.

Las manualidades y trabajos prácticos

Las manualidades y los trabajos, tareas ayudan a los niños a desarrollar destrezas como el dibujo o la pintura, fomentan la creatividad, favorecen la coordinación mano-ojo y trabajar la paciencia para resolver los problemas que surgen al elaborar algo con sus propias manos

Las indicaciones o pasos a seguir para elaborar una manualidad o proyecto determinado son muestras de lengua concreta y contextualizada. Necesitan ser claras y espec'ificas, dichas mediante un vocabulario adecuado al nivel de lengua pero tambi'en a la franja etaria.

Es recomendable dividir dichas instrucciones en

  • qué voy a  hacer

  • qué materiales necesito

  • cómo lo voy a presentar

  • qué voy a practicar

Es decir, que la actividad sea pautada y responda a objetivos lingüísitcos

a los que sumaremos lo manual y lo lúdico.

Por ejemplo:

Es importante mencionar que las manualidades no solo deben quedarse en algo bonito para llevar a casa o guardar en la estantería.

Si las realizamos dentro de un marco de aprendizaje organizado y fundamentado podemos reciclarlas en otros temas, como por ejemplo los instrumentos musicales

 

Las maracas, por ejemplo, son fieles aliadas del ritmo de las palabras o de la frase, la entonación o la separación en sílabas.

 Por otro lado, un juego con material reciclado será reutilzado en cuantas oportunidades le busquemos o las plantitas podrán ofrecernos la creación de relatos.

Para concluir este apartado, solo resta aclarar que lo fundamental es no considerar el recurso como fin en sí, sino emplearlo como un medio para alcanzar los objetivos lingüísiticos deseados.

Pasarla muy bien con los niños o crear espacios lúdicos siempre debe conllevar un fin pedagógico, de desarrollo como persona y de integración a la sociedad del conocimiento y la información.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Icono negro LinkedIn
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

© Marcela Fritzler 2016 Política de Privacidad